miércoles, 7 de marzo de 2012

Entrevistamos a Ignacio Álvarez Gallego, coautor de Introducción a la calidad

Miércoles, 7 de marzo. Ignacio Álvarez Gallego es coautor del libro Introducción a la calidad y hoy dedicamos el espacio del blog al relato de su experiencia en la creación de contenidos con Ideaspropias Editorial así como a conocer la importancia de los sistemas de calidad en los centros educativos y formativos

  
Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad de A Coruña, es auditor IRCA ISO 9001, auditor de tercera parte acreditado ante ENAC, evaluador acreditado ante el Club de Excelencia para el Modelo EFQM y validador del esquema de Reconocimiento a la Excelencia en Gestión.

Actualmente, desarrolla su carrera profesional como consultor-auditor implantando, en empresas y centros educativos y formativos, sistemas de aseguramiento de la calidad según la norma UNE-EN-ISO 9001 y el Modelo EFQM, y sistemas de gestión medioambiental basados en UNE-EN-ISO 14001 y el Modelo Europeo EMAS.

¿Qué destacaría de su experiencia como autor en Ideaspropias Editorial?

La profesionalidad del equipo humano de la editorial, la facilidad de desarrollar el trabajo siguiendo los procedimientos y esquemas de trabajo establecidos y el tiempo necesario para escribir una obra que transmita adecuadamente el contenido que en ella se desarrolla.

¿Qué capítulo destacaría del libro Introducción a la calidad?

Debo reconocer que es difícil elegir un único capítulo, ya que cada uno tiene su importancia en la situación global de los sistemas de gestión. Los sistemas basados en ISO 9001 son complementarios a los basados en el Modelo EFQM, a pesar de las ideas «tradicionales» existentes y, de la misma manera, son complementarios e integrables a los sistemas medioambientales, de seguridad de la información y continuidad de negocio o de responsabilidad social corporativa.

Como debo elegir uno, considero que el capítulo más importante es el correspondiente a «Las herramientas de la calidad» por el hecho de que son medidas que, bien utilizadas, permiten disponer de datos y convertirlos en información para ser analizada y poder establecer acciones concretas en base a los resultados obtenidos. En resumen, la base de la mejora continua.

En su opinión, ¿a qué público podría interesar este manual?

A cualquier persona que desee acercarse a los sistemas de gestión de calidad y, a través de conocer los motivos de su nacimiento y evolución, conocer su filosofía.

Ideaspropias Editorial obtuvo en 2007 la certificación ISO 9001. ¿En qué cree, como auditor interno, que han mejorado los procesos, contenido y formatos del sistema de trabajo de Ideaspropias?

En su utilización como una herramienta de gestión y dirección. Realmente constituye el esqueleto de la empresa y se ha convertido en la herramienta en base a la que despliega su filosofía y cultura organizativa. Ideaspropias Editorial trabaja realmente «con calidad».

¿Cómo valora la obtención de este tipo de certificación en el sector editorial?

Como un reconocimiento externo del trabajo bien hecho.

¿Qué está suponiendo en el ámbito educativo la implantación de sistemas de calidad basados en ISO 9001?

Los centros educativos utilizan los sistemas de gestión como una herramienta para sistematizar la acción docente y lo utilizan para disponer de indicadores fiables que les permitan potenciar la coordinación vertical y horizontal de su metodología didáctica. De la misma manera, las actividades de departamentos, ciclos y áreas de conocimiento y las nuevas estrategias educativas (inteligencia emocional, conocimientos múltiples, competencias básicas, aprendizaje por proyectos, etc.) se planifican, despliegan y coordinan en aplicación del sistema de gestión.

¿Qué argumentos utilizaría para persuadir de los beneficios de incorporar un sistema de gestión de la calidad?

Los sistemas de calidad permiten sistematizar las actividades desarrolladas en la organización, perfilar o definir la responsabilidad de cada puesto de trabajo y disponer de información cuantitativa para la toma de decisiones en apoyo a la consecución de la política de la organización.

Es una forma de trabajar que, en apoyo a la Dirección, permite conocer, de forma objetiva, los aspectos menos fuertes de la organización potenciando sus resultados y actuando para prevenir la aparición de posibles problemas.

Desde su experiencia como auditor, ¿cuáles cree que son los principales asuntos pendientes de las empresas en materia de calidad?

El disponer de un buen control de sus procesos organizativos, la mayor parte de las empresas identifica sus procesos de forma innata pero no disponen de un cuadro de mando que les permita controlar el desarrollo eficaz de la actividad y, basándose en estos, tomar las decisiones oportunas para la supervivencia de la organización en la situación económica actual.

¿Por qué quieren las empresas, hoy en día, certificarse en calidad?

En algunos casos, las organizaciones se certifican con el pleno convencimiento de la eficacia del sistema de gestión, ya que lo consideran un medio para estructurar su actividad y desarrollarla de forma sistemática y controlada; en otros casos, la certificación responde a un requisito legal establecido por un cliente importante o una administración pública de la que depende la totalidad o parte de la actividad de la empresa y, por último, existe un tipo de organizaciones que se certifica en el convencimiento de que refuerza su imagen pública (aunque no se produzcan cambios en su forma de actuar).

¿Cuáles cree que son los ingredientes para crear una cultura de la calidad?

Practicidad en los sistemas de gestión, positivismo en la aplicación de resultados, eficacia en el diseño de los procedimientos o registros derivados y proactividad de la plantilla, todo ello sin olvidar el compromiso de la Dirección con el sistema de gestión, es decir, su implicación en la importancia de que exista, se utilice y se trabaje en base a sus directrices.

¿Cómo ha evolucionado el concepto de gestión de la calidad en los últimos años?

Los sistemas de gestión de calidad han evolucionado de forma importante, el «papel» ha dejado de ser una parte fundamental del sistema tomando el «control de los procesos» su lugar.

La cultura empresarial constituye el pilar sobre el que se sustenta la filosofía de la organización, representa el reflejo hacia el que los trabajadores deben guiarse y la guía sobre la que planificar la actividad de la empresa.

Los sistemas de gestión de calidad se convierten en herramientas de gestión completa cuya finalidad es disponer de medidas de control de la eficacia de la actividad que se desarrolla actualmente y establecer las medidas necesarias para que evolucione de forma favorable a la supervivencia y continuidad de la organización.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Patético.

Hola, me dedico a la implantación de calidad en otros sectores diferentes a la formación, más concretamente en la automoción y en el sector naval.
Tengo también la suerte de conocer al importante grupo de empresas del sector de formación en el que actualmente trabaja este chico. Sólo tengo que decir, que no puedo explicarme, cómo los responsables, pueden permitir lo que está haciendo y las medidas que está implantando en la entidad. Muchas de esas medidas, a las que este señor llama "calidad", lo que están consiguiendo es discriminar a un importante grupo de trabajadores y trabajadoras, sobre todo a aquellos que en los difíciles momentos que vive la entidad, son los que están arrimando el hombro para intentar sacar la empresa adelante.
Con sus maravillosas evaluaciones, faltas de objetividad; llenas de sesgos fomentados por el amiguismo, fomentan la existencia de trabajadores y trabajadoras de primera, de segunda y de tercera.
Estimado amigo, usted no es un profesional, sino un pelele que tarde o temprano será descubierto; aunque me temo que con consecuencias irreversibles para muchos trabajadores y trabajadoras (familias) y para la entidad en la que presta sus servicios.
Por tanto, patético personaje y penoso libro.