lunes, 7 de mayo de 2012

Entrevistamos a Patricia García, presidenta de Aje Galicia y socia-fundadora de Ideaspropias Editorial

Lunes, 7 de mayo de 2012. Comenzamos esta segunda semana de mayo con una interesante entrevista. Patricia García, licenciada en Filología Inglesa y máster en Experto Profesional en e-learning, es socia-fundadora de Femxa Formación S.L. y de Ideaspropias Editorial, entre otras empresas. Además, desde 2009 preside la Asociación de Jóvenes Empresarios de Galicia y recientemente ha sido galardonada con el I Premio “Autónomos del año”, una distinción con la que la Federación de Autónomos de Galicia (FEAGA) reconoce el desarrollo global de Femxa.
-Presidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Galicia (Aje) desde diciembre de 2009, ¿qué balance hace de estos años al frente de esta entidad?

Mi balance en general es muy positivo aunque debo decir que el inicio de mi mandato coincidió con el cierre de muchas empresas acusadas por la profunda crisis. AJE necesitaba también adaptarse para afrontar esta nueva situación.

El año 2010 fue un año de cambios en Aje porque teníamos la necesidad y el compromiso más que nunca de estar apoyando a las empresas y creando nuevas fórmulas para respaldar a los emprendedores. De hecho ha sido un gran éxito para Aje y una satisfacción personal el poder ayudar a las empresas a afrontar sus gastos fijos y mantener su negocio abierto gestionando para ellas créditos sin aval de ENISA por un importe de 500.000 €.

-¿Cuál es el papel fundamental de la Aje?

La Asociación de Jóvenes Empresarios de Galicia se caracteriza por ser una entidad muy dinámica y muy cercana. El apoyo a los emprendedores que inician su actividad empresarial es fundamental en Aje por lo que nuestro foco se centra en apoyar al colectivo en su formación con talleres de emprendimiento, asesoramiento en la creación de la empresa, tramitación de subvenciones, apoyo en el desarrollo del plan de negocio y, en general, en todo lo relativo a la fase previa de inicio de su actividad empresarial.

-¿Cree que las nuevas generaciones de jóvenes tienen suficiente espíritu emprendedor?

Las cifras dicen mucho por si solas. En Aje asesoramos a seis emprendedores al día, de lo que se deduce que hay suficiente masa crítica de potenciales emprendedores en Galicia. El problema es la concreción de las ideas empresariales en proyectos firmes. La falta de conocimiento de los trámites de apertura, el desarrollo de un plan de negocio sostenible con un análisis económico realista y definición coherente del proyecto con la identificación de sus ventajas competitivas son los principales frenos que detectamos en la agilidad en la apertura de nuevos negocios.

-¿Cuáles son, en su opinión, los factores clave para impulsar el emprendimiento?

Es un tema en el que incido constantemente porque tengo especial preocupación por el emprendimiento dado que considero que juega un papel fundamental en la prosperidad del país. Las cifras no son muy optimistas:

-  El 66 % de los estudiantes escogen ser funcionarios como su primera opción laboral.
-  Tan sólo el 5 % de los estudiantes ven en el autoempleo su futuro profesional frente al 66 % en EE.UU.
-  El 40 % de la población española no tiene ninguna cualificación profesional y en el año 2020, se prevé que nuestro país solo pueda soportar el 15 % de no cualificados.
-  El 80 % de las veces en las que aparece la palabra «empresario» en los libros de texto educativos es usada con connotaciones peyorativas.

Son datos realmente alarmantes. En una sociedad en la que no se fomenta la cultura emprendedora desde edades tempranas, éstas son las consecuencias. Se intenta y menos mal, reparar en la universidad cuando se debe actuar desde la educación infantil. La educación debe estar orientada al logro. Debemos tener una educación que permita fluir la creatividad y la imaginación continuas de nuestros estudiantes, con evaluaciones que fomenten una cultura de disciplina y esfuerzo. Sembremos otra cultura que fomente el emprendimiento pero desde la escuela.

La no tolerancia al fracaso es otro factor limitante. Se penalizan tanto social como legalmente los proyectos que fracasan. La sociedad te tacha de perdedor y la ley te obliga a pagar todas tus deudas con tus bienes presentes y futuros. Pero sin fracaso no hay éxito porque tropezar es natural y buscar soluciones prósperas que te ayuden a levantarte es lo que enriquece a las personas y al negocio en sí mismo. La necesidad de plantear soluciones fomenta la creatividad y esta su vez la innovación la cual aplicada a una empresa lo que le permite es sobrevivir y diferenciarse.

-Es usted socia-fundadora del Grupo Femxa y de Ideaspropias Editorial, ¿cómo valora la evolución de esta última desde su creación hasta la actualidad?

Ideaspropias Editorial se encuentra en una fase de crecimiento, con grandes oportunidades de posicionarse como editorial de referencia en el mercado de desarrollo de contenidos específicos en ámbito laboral. Desde nuestros inicios siempre hemos tenido claro que teníamos capacidad de posicionarnos en el desarrollo de material formativo vinculado a las cualificaciones profesionales. Los años que llevamos en el mercado nos demuestran que estamos en la línea correcta y que, nuestra capacidad de crecimiento basada en esta línea de cualificación y capacitación, tiene recorrido tanto en España como en otros países de lengua española.

-Grupo Femxa ofrece servicios de formación y consultoría y apuesta, de forma concreta, por el e-learning, ¿cree que el futuro de la formación pasa por esta metodología?

Estoy convencida, es una alternativa totalmente válida a la formación presencial. La formación debe adaptarse al modo de vida de los usuarios. La constante movilidad de las personas está a la orden del día con lo cual debemos aprovechar las tecnologías que existen en el mercado que permiten una formación on line deslocalizada. La metodología no debe ser un elemento que constriña o limite el acceso a la formación; por el contario, debería facilitarse que cada alumno acceda a la formación a través de la metodología más adecuada en cada caso según sus circunstancias personales.

-¿Cuáles son, a su juicio, las principales ventajas del e-learning para las empresas y para el alumnado?

Claramente la reducción de costes, el feedback formativo y la flexibilidad en el proceso de aprendizaje.

La presencialidad encarece y dificulta el proceso formativo en muchos casos lo que redunda en un encarecimiento del coste formativo. Directamente en el profesorado, porque el ratio de alumnos por profesor es menor para que puedan atender con calidad los diferentes nivel del alumnado presentes en un aula. El material empleado requiere una adaptación constante y nueva impresión y, no menos importante, la falta de contacto real entre todos los participantes formados en distintas localidades en una mismo área formativa.

El feedback en la formación e-learning es inmediato. En torno a esta cuestión, ya existen tecnologías que permiten, por ejemplo, eliminar la realización de exámenes presenciales para acreditar el aprendizaje de los alumnos, a través de herramientas tanto síncronas (con las que se puede monitorizar el ordenador de la persona que realiza la prueba desde cualquier lugar, al tiempo que se puede estar viendo al alumno en tiempo real y apoyarse en medios de identificación personales como la huella digital) como asíncronas (por ejemplo, grabando el examen o la realización de la prueba y enviándola por email para su posterior visionado y corrección).

Los participantes pueden acceder al contenido desde cualquier dispositivo e interrelacionarse con el resto de los participantes y tutores. Pueden acceder a la información gradualmente de manera focalizada y dentro de un abanico de contenido mucho más amplia fácilmente alimentado y enriquecido por el tutor y el resto de los usuarios en función de la demanda del participante.

-¿Considera que la oferta formativa actual se adapta a la demanda del mercado laboral?

Hay mucho que desarrollar todavía en este campo tanto en la adaptabilidad de los contenidos a los diversos dispositivos que están emergiendo continuamente como en cuanto a las temáticas.

Como socia de Ideaspropias Editorial somos conscientes de la necesidad de desarrollar contenido formativo fácilmente actualizable, dosificable, al que se pueda acceder desde cualquier dispositivo y que favorezca un aprendizaje constante y medible.

Debemos atender las necesidades de las empresas que demandan una formación mucho más dinámica de reciclaje y efectiva hasta la formación de los desempleados de mayor duración y vinculado a una cualificación profesional.

-Joven, emprendedora y mujer, ¿a qué retos ha tenido que enfrentarse en su vida profesional?

Todos tenemos inquietudes que vamos afrontando durante toda nuestra vida profesional y personal.

Un gran reto fue darse cuenta que el factor limitante de crecimiento en las empresas que habíamos fundado éramos los propios socios fundadores. Necesitábamos más manos y más cerebros en determinados puestos clave. El miedo escénico fue brutal porque no es nada fácil delegar y pensar que otras personas pueden asumir igual de bien las mismas responsabilidades que hasta ese momento recaían íntegras sobre ti.

Es una gran decisión pero necesaria en toda organización el cubrir los puestos clave con personas competentes que asuman responsabilidades y, por nuestro lado, abordar con humildad el cambio en nuestras compañías. La capacidad de rodearte de los mejores es lo que hace que las empresas se enriquezcan, crezcan y permanezcan.

No hay comentarios: